Los nuevos entramados

Nuevas alternativas para la comunicación humana nos facilitan de manera insospechada las nuevas tecnologías y resulta ahora que de la Revolución Industrial pasamos a la Revolución de la Información y estamos ya en la Revolución Ciberespacial, que implica la muerte de lo concreto y la interacción con toda la experiencia humana de vida en una suerte de cuarta dimensión que todo lo interconecta, como en el Cosmos y la Naturaleza. La mítica Noósfera visionada por De Chardin en la primera mitad del siglo pasado, el último del milenio, nos ofrece la mágica posibilidad de activar los nuevos entramados (mal llamados "rejillas" por la traducción literal de "grids", en inglés) del viejo sistema planetario de redes electromagnéticas que conforman el acervo de acervos de la nueva biblioteca viviente del planeta. A la Tierra le está creciendo otro "cerebro" y como las capas de una cebolla recrea providencialmente su plano consciente a través de una nueva retícula que todo lo guarda y proyecta, como en una visión colectiva empujada por la fuerza de las experiencias, la memoria, las intenciones y el enfoque de sus guardianes.


Por la síntesis de este blog colectivo:
Ricardo Ocampo

Seguirá en:
http://redesdeluz.blogspot.com/

1 comentario:

Carloop dijo...

En el estado de complejidad que enerva la razón se evidencia de lleno la facultad perceptiva micro y macro cósmica de lo humano. La reducción del conocimiento exige una ampliación del sentido epistemológico que no fragmente sus objetos de estudio, sino que implique el saber emergente de cada una de las disciplinas científicas.
La necesidad de la comunicación inter-subjetiva amplificada por la virtualidad informática, desarrolla la consciencia objetiva contemporánea. Mientras, en la búsqueda por la unificación de la Razón con el espíritu nos mantendremos vinculados así: en "redes de luz". Carlos Padilla