El gran tejido del despertar de la conciencia

Asunto: El Gran Tejido
Fecha: Jueves, 24 de Enero, 2008 13:50:09 (-0800)
Autor: Carreta Paz
Para: Red Anáhuak


Hola Kerida familia de Luz

Compartir este textico, documento de trabajo sobre el momento actual
en el despertar de la conciencia y la confluencia e integración de
redes y movimientos, con énfasis en America Latina.
Ojala sea util y lo puedan compartir.
Esta dedicado a tod@s ustedes que en sus caminos hacen este proceso concreto.
Con todo mi corazon un esfuerzo de integracion.
gracias Jorge Calero



EL GRAN TEJIDO DEL DESPERTAR DE LA CONCIENCIA
Uniendo Esfuerzos por el Nuevo Tiempo


Caravana, Ecoaldeas, Movimientos Alternativos, Ceremonias Ancestrales,
Danzas de Paz Universal, Nueva Ciencia, Consejos de Visiones y Red de
Redes en el despertar de América y la Conciencia Planetaria.

Documento de trabajo y reflexión para el avance de las estrategias de
integración interna y externa de nuestra gente, proyectos y redes de
la Gran Familia de Luz.



Cuentan los Derviches la historia del país de los ciegos y el
elefante, que tan bien viene a resumir la esencia de este escrito.

Cuentan que un día llegó la noticia al país de los ciegos –toda la
población ciega de nacimiento- acerca del paso relativamente cercano,
de la caravana del Sultán, encabezada por un poderoso elefante. Nadie
en el país de los ciegos había conocido jamás un elefante, movidos por
su deseo de conocimiento y curiosidad, se organizó una expedición de 4
valientes y eruditos ciegos para que fueran al encuentro de la
caravana, y trajeran de vuelta el conocimiento sobre el elefante para
compartirlo con todos sus conciudadanos.

Cuando después del viaje y explicaciones, los 4 ciegos se encontraron
frente al elefante, cada uno, por un lado diferente, inició su estudio
y aprendizaje sobre el elefante, comenzaron a tocar y conocer a su
manera al elefante. Tras un rato de estudio agradecieron la
oportunidad y regresaron a su país.

Ese día se congregó toda la población en la plaza central, los 4
exploradores al medio. Uno de ellos empezó: "Lo cierto es que hemos
conocido la verdad sobre el elefante, a través de la experiencia
directa, y he de decirles que un elefante es como una columna gruesa,
sólida, robusta y pesada capaz de aplastar la cabeza de un
hombre"-éste había tocado la pata del animal.

Inmediatamente otro de los 4 lo interrumpió: "Es mi deber declarar que
eso no es cierto, un elefante, y eso lo he verificado, es como un
plumero, un delgado apéndice repleto de vellosidades en el extremo, de
carácter juguetón e inofensivo" –éste tocó la cola y fue interrumpido
por el tercer erudito expedicionario:

"Compatriotas, cuidado que están tratando de engañarlos, el elefante
era como una gran membrana gigante, delgada y flexible que se mueve
sin cesar" –éste tocó la oreja y sin terminar su explicación fue
empujado por el cuarto ciego:

"Esto es una conspiración malvada, todas esas son mentiras, la verdad
es que un elefante es como un tubo potente y destructivo, con gran
versatilidad de movimiento y vapor caliente en el orificio del
extremo" –éste tocó la trompa.

Rápidamente la discusión subió de tono, tornándose incluso agresiva,
las 4 versiones en cabeza de los 4 eruditos ganaron simpatizantes que
creían "ciegamente" en una u otra versión, causando división y
melancolía en el pueblo.

Hasta ahí el cuento tradicional, y con el permiso del desierto y para
entrar en materia podemos añadir el siguiente epílogo:

Durante generaciones se mantuvo la división entre las 4 versiones que
habían llegado a convertirse en escuelas filosóficas que abarcaban los
diversos campos de la experiencia humana, sin embargo, el modo de vida
basado en éstas, había llegado a un punto de saturación y crisis, que
hacía necesario un cambio radical y profundo en la manera de pensar y
de actuar.

De esa crisis emergió un nuevo movimiento amorfo, underground, sin
jerarquías ni cabecillas, que planteaba que las 4 versiones eran
fundamentalmente verdaderas, que eran correctas pero incompletas, que
faltaban más piezas del rompecabezas, que poco a poco estaban
llegando. Que era necesario cambiar la manera de conocer, aprender a
ver con los ojos del corazón e integrar todas las verdades sobre el
elefante para poder llegar a conocer la totalidad del mismo, totalidad
que permanecía siendo un misterio y un acertijo cada vez más cerca de
ser revelado. Y entonces sucedió que.......

AMERICA MESTIZA

Atuahualpa, el último Inca, al mando de un ejército de más de cien mil
hombres, después de haber reconquistado y reunificado el imperio
(desde Chile a Ecuador), el 15 de Noviembre de 1532, en Cajamarca,
Perú, esperó a Pizarro de manera pacífica y resignada. Hubiera sido
cosa de horas aplastar la avanzada española de no más de 500 hombres,
cansados, subiendo cuesta arriba por los Andes, con hambre, muy pocos
caballos y poquísima munición para unos cuantos arcabuces.

Ya sabía Atahualpa de los casos de saqueo, violación de mujeres y
arrasamiento que los hombres barbados habían protagonizado en el
Litoral. Sin embargo no combatió, se dejó tomar prisionero y dio la
orden de acoger a los invasores. Por qué?

Por la profecía de los tiempos. 40 años atrás había sesionado el
último Jatun Tandanakuy o Gran Concejo de Ancianos, en Machu Pichu, y
se comprendió que dentro del ciclo natural del tiempo-espacio de los
Pachacutis, había llegado el advenimiento del noveno Pachacutic, una
época oscura de desmembración, olvido, violencia, decadencia,
ignorancia. Un fenómeno totalmente normal dentro de la comprensión
cíclica y polar de las edades. Los falsos Wiracochas, hombres blancos
barbados, llegarían del otro lado del mar al inicio de este tiempo, se
vio que seguirían llegando en números cada vez más grandes, toda la
grandeza cósmica de la cultura solar casi desaparecería y debía ser
preservada en secreto en los parajes más alejados de los Andes,
durante 14 generaciones, hasta que llegara el amanecer de la noche
histórica, el X Pachacutic, luminoso, solar, de renacimiento y
renovación, de sabiduría. Y este nuevo tiempo, esta nueva
energía-conciencia sería encarnada por un nuevo pueblo, una nueva
raza, de la cual, sin saberlo, los brutales invasores eran
progenitores.

14 generaciones de mestizaje, de barajar el genoma humano. La sangre
española siendo la más mezclada de todo Europa e incluyendo genética
árabe, más la sangre americana estrechamente relacionada con
polinesia, más la sangre de africana de los esclavos. Para terminar en
el gran mulato, como lo llama Fernando González, la quinta raza, la
gente de todos los colores, el nuevo pueblo que encarnará el despertar
de América, que es al tiempo el despertar planetario, que comenzó con
fuerza a partir de la segunda mitad del siglo XX, a partir del bombazo
1945 y sus consecuencias radiantes poco mencionadas, al inicio de la
era de acuario, la conspiración de la luz se puso en marcha.

Siguiente estación, 1968, centro histórico de México D.F., la ciudad
latinoamericana más grande, habitada y contaminada, erigida sobre los
cimientos de la antigua capital de Tenochtitlan, sitio sagrado y de
poder donde el águila engulló la serpiente. Regina, la heroína y
mártir del despertar de la conciencia, después de su entrenamiento en
el Tíbet con los más altos Lamas, en diversos campos síquicos, ha
recibido el apoyo de los 4 guardianes de las 4 tradiciones originarias
fundamentales, en su tarea de activar los antiguos templos, pirámides
y sitios de poder para canalizar la nueva energía y desalojar el viejo
campo mental, iniciando así el relevo en la regencia espiritual del
planeta desde los Himalayas y el Tíbet, hacia América y los Andes. Su
misión concluye en el gran sacrificio conciente que ella y otros
muchos realizan como gran ofrenda para la noble causa, permaneciendo
concientemente en el lugar donde el ejército mexicano abrió fuego
contra la gran masa de estudiantes en la masacre de Tlatelolco.
En ese mismo año, la humanidad, a través de los ojos de los
astronautas del Apollo contempla por primera vez "la hermosa esfera
azul" en la que viajamos todos juntos por el espacio sideral, la
conciencia planetaria levanta cabeza.

En meso América, al igual que en los Andes precolombinos, también
tenían sus propios cálculos, profetas, sistemas calendáricos, y
entendimiento de la polaridad de las eras, ahí también los augurios y
los hechos apuntaban al inicio de una época oscura y a la llegada del
falso profeta, el falso Quetzalcoatl, que Hernán Cortés encarnó tan
magistralmente a su llegada en 1519, año en que se iniciaban los 9
ciclos de oscuridad de 52 años cada uno profetizados por el
Quetzalcoatl histórico 500 años antes de la llegada de Cortés.

El relevo en la regencia espiritual planetaria del Tíbet hacia
América, a partir de la segunda mitad del siglo XX., se selló a través
del flujo de energía, información, personas y ceremonias desde el
Tíbet hacia América, comenzando con Regina, continuando con las
ceremonias en la Pirámide del Sol en Teotihuacan que realizaron los
Lamas tibetanos, diversas otras ceremonias y visitas estratégicas
incluyendo el encuentro entre Lamas y Koguis en la Sierra Nevada,
Colombia, ombligo del continente, hasta llegar a la celebración de los
primeros Kumba Mela (ceremonia milenaria de los himalayas) en los
Andes, en el lago Titicaca, entre Perú y Bolivia, donde está
Tiahuanaco, lugar de génesis de la última gran oleada civilizadora en
Sur América, origen del gran imperio Inca. Aquí nuestro reconocimiento
y homenaje a Domingo Díaz Porta, pionero y artífice de varios
capítulos importantes de esta gesta del despertar de la conciencia y
la reactivación cósmico-psíquica de América.

Agosto de 1987, es el fin de los 9 infiernos o ciclos de oscuridad
profetizados por Quetzalcoalt, con José Argüelles a la cabeza, se
realiza la Convergencia Armónica, la primera gran ceremonia mundial,
planetaria, donde a través de miles de cartas enviadas por el correo
convencional, se invitó a líderes de los más diversos campos
religiosos, culturales y espirituales de todo el planeta, a realizar
de manera conjunta y simultánea rituales, ceremonias, meditaciones,
oraciones, vigilias, festivales según la propia tradición, con el
propósito de la armonía planetaria y la paz mundial.

De ahí en adelante y potenciado con la llegada del internet, se
desarrolló un proceso de consolidación de este tipo de meditaciones o
ceremonias mundiales sincronizadas, que hoy en día cuenta con un
calendario completo anual de estas citas planetarias, principalmente
en equinoccios, solsticios y lunas llenas, que va mas allá de
cualquier grupo, movimiento o tendencia y que se difunde a través de
las diferentes redes, siendo la Red-Luz la más grande red virtual de
hispanohablantes.

También se aceleró el proceso de decodificación de los sistemas
matemáticos, calendáricos y filosóficos de los antiguos Mayas por
parte de José Argüelles, hoy llamado Valum Votán, que lo llevaron a
descubrimientos y planteamientos mas allá del alcance de los ancianos
Maya de hoy en día, relativos a la ciencia del tiempo y el camino
hacia el 2012, cierre de la gran cuenta larga del tiempo Maya, fecha
hoy tácitamente aceptada por la mayoría de grupos y redes, como el
corte y punto de quiebre definitivo en el gran cambio planetario que
experimentamos.

Ahora Argüelles es la cabeza de un movimiento planetario, con
presencia en los 5 continentes, que impulsa el uso del calendario
anual de 13 lunas, en vez del gregoriano de 12 meses, y el calendario
sagrado o Tzolkin, como herramientas para relacionarnos con la
verdadera naturaleza del tiempo y liberar nuestras mentes a un nuevo
estado de conciencia. Su sede virtual es www.tortuga.com .

En parte motivado por el gran auge y resonancia que alcanzó el tema
Maya y el 2012, pero también por los procesos internos y continentales
de despertar y concientización sobre el tesoro de la sabiduría
ancestral, los sabios y ancianos Maya guardianes de los calendarios
han realizado un magistral proceso de unificación y consenso en cuanto
a los calendarios, con el abuelo Sirilo Oxlaj "Lobo Herrante" a la
cabeza, que les ha permitido estar manejando en la actualidad una
cuenta unificada del calendario sagrado que no coincide con la de
Argüelles, pero que aparece como la legítima cuenta. Este proceso ha
incluido muchos frentes desde lo espiritual a lo político, y hoy en
día el pueblo Maya y sus sacerdotes han recuperado y revigorizado
muchas de sus ceremonias y lugares ancestrales de poder, incluyendo el
uso de las pirámides.

12 de Octubre de 1992, se cumplen los 500 años de la llegada de Colón,
no se celebra más el descubrimiento de América, la visión ya ha
cambiado, el lema oficial del festejo es "el encuentro de dos mundos"
y el lema no oficial, emblema de las multitudinarias manifestaciones
de organizaciones indígenas y simpatizantes en todo el continente fue
"500 años de resistencia". Con este evento toma una fuerza inesperada
el movimiento indígena en el continente, fuerza que siguió creciendo y
manifestándose en niveles cada vez crecientes de organización y poder
en cada país, hasta el punto actual en que un indígena, Evo Morales,
ha alcanzado la presidencia de Bolivia y la ONU ha aprobado la
resolución sobre los derechos de los pueblos indígenas del mundo.

También a partir de esta fecha se magnifica el movimiento indígena
espiritual y se comienzan a dar encuentros, círculos y concilios de
ancianos. De las montañas y lugares remotos, comienzan a aparecer los
guardianes de la sabiduría milenaria que en secreto y de generación en
generación se guardó con celo por casi 500 años hasta que las señales,
ahora presentes, marcaran el momento del retorno a la luz del
conocimiento antiguo. La trompeta de la Profecía del Cóndor y el
Águila retumba con fuerza, y los círculos de abuelos y abuelas del
norte, centro y sur del continente inician contacto de nuevo. Este
proceso que ahora tiene una fuerza imparable, continuó su curso
pasando de los encuentros regionales de sabios tradicionales, a los
nacionales y finalmente encuentros continentales de abuelas y abuelos
portadores de la sabiduría milenaria. Verdaderas reuniones del Cóndor
y el Águila que se siguen dando a todo lo largo de América.

Un capítulo fundamental de esta gesta lo constituyen las Carreras de
Paz y Dignidad, una iniciativa de los ancianos del norte, que fue
acogida e implementada por los pueblos originarios de todo el
continente, y consiste en una carrera de relevos, literalmente
corriendo y pasando de mano en mano un bastón sagrado, que arranca de
cada extremo del continente con el fin de encontrarse en un punto
central. Desde Alaska arranca el primer corredor con el bastón del
Águila y desde la Patagonia el primer corredor con el bastón del
Cóndor. La última carrera tuvo como punto de encuentro el canal de
Panamá, como un esfuerzo por sanar la profunda y grave herida que fue
la apertura de dicho canal, ya que es un corte y una ruptura en la
continuidad de la cadena montañosa, que a manera de columna vertebral
conecta el polo sur con el polo norte del planeta, siendo América la
única masa continental que toca ambos polos. En este sentido, vendría
a ser el circuito de flujo de energía electromagnética, telúrica y
sutil, entre las dos polaridades planetarias. Por eso la última
carrera de Paz y Dignidad fue un esfuerzo para construir un puente
energético para reconectar el flujo continental, desde estas líneas
expresar gratitud y reconocimiento a este trabajo.

1 de Enero de 1994, levantamiento de la guerrilla zapatista en
Chiapas, sur de México, guerrilla indígena, de métodos y propósitos
inéditos en la lucha político militar, no buscan tomarse el poder sino
más bien tomarse las conciencias, bombardean con aviones de papel y
con los comunicados poéticos e incisivos del misterioso subcomandante
Marcos. "Para todos todo, para nosotros nada", una lucha por la
autonomía y la autodeterminación, en la que cubrieron sus rostros para
poder ser vistos, una gesta que los ha llevado a desarrollar un
maravilloso modelo de escuelas zapatistas y de autogobierno llamado
los caracoles, comunicándose con el mundo y su gente a través desde la
clandestina Radio Insurgente. Una plataforma ideológica cósmica y
ancestral, al tiempo que vigente y crítica del modelo neoliberal.

11 de Septiembre del 2001, el planeta entero contempla la imagen del
literal desplome de los símbolos de la economía mundial.

Equinoccio de Septiembre del 2003, Valles Sagrado de los Incas, Perú,
se realiza el histórico Llamado del Cóndor, Consejo Continental de
Visiones, organizado por la Caravana Arcoiris por la Paz, en cabeza
del Coyote Alberto Ruz. 7 años después de su partida desde México
hacia el sur, a bordo de buses coloridos, la Caravana llega al Cuzco,
dejando tras de sí una inmensa siembra de semillas de la nueva
conciencia en su recorrido. En la plaza central del Cuzco ondea en
alto la bandera arcoiris, estandarte de la Caravana y del
Tawantinsuyu. Evidentemente un circuito profético, que tuvo su
antesala en el evento de lanzamiento del evento en el teatro de Cuzco,
con una presentación de danza sagrada hindú interpretada por
bailarinas mexicanas, de los himalayas a México, de México al Cuzco.
Ceremonia de equinoccio en Machu Pichu con danza conchera –danza
sagrada tradicional y sincrética de México- liderada por Miyo, Emilio
Fiel, lider espiritual de España. Todas las líneas proféticas en
convergencia, para terminar en el gran encuentro de más de 700
personas de 35 países diferentes, líderes y representantes de
movimientos indígenas, sociales, espirituales, ecológicos, de
ecoaldeas, de mujeres, de permacultura, de consenso, de economía
alternativa. Un fractal de la nueva sociedad y la nueva conciencia
celebrando el aroma del triunfo y la renovación inexorable.

Finalmente mencionar el fenómeno de expansión del llamado Camino Rojo,
o la manera nativo norte americana, concretamente la espiritualidad y
ritualidad del pueblo Lakota y sus 7 ceremonias que giran en torno a
la Pipa Sagrada, la Chanupa, entregadas en custodia a este pueblo por
la Mujer Bisonte Blanco, Pte San Wi. Ceremonias como el Inipi también
llamado comúnmente Temascal, como la Búsqueda de Visión o Hamblecheya,
como la Danza del Sol o Wiwang Wacipi, ceremonias de medicina a través
de la media luna de fuego. Todas éstas, se han expandido con gran
rapidez desde México hasta el cono sur, y también en Europa,
cumpliendo una función de refrescar y activar la memoria ancestral de
mestizos e indígenas del continente sobre la conexión con las fuerzas
primordiales de la naturaleza y la vida, la Madre Tierra, las cuatro
direcciones, los cuatro elementos, el Gran Espíritu. Motivando
procesos de cambio en muchísimas personas y círculos, y procesos de
búsqueda y rescate de las ceremonias locales. Es desde esta óptica
desde donde debemos relacionarnos con esta realidad, cuidándonos de
caer en un "Lakotismo" fuera de contexto y fundamento. Reconocer en
este punto la labor de Aurelio Díaz Tepankalli, quien más allá de toda
crítica, es una figura clave y central en este proceso de difusión del
Camino Rojo, del Fuego Sagrado en América Latina.

Y sellando este despertar ceremonial en el continente, la presencia de
las Medicinas Plantas Sagradas y Maestras, principalmente el Awacoya o
Wachuma de los Andes, la Ayahuasca o Yagé del Amazonas y el Peyote o
Hikurí de los desiertos del norte, como los legítimos abuelos y
curanderos, que han salido de sus territorios para caminar por toda
América y el mundo, impulsando procesos personales y grupales de
sanación y activación en el servicio del camino del espíritu. Gran
honra a su Divina Presencia.

Este breve recorrido, que no pretende ser extensivo, sino más bien una
pincelada para esbozar la aceleración de los procesos en el
continente, no pretende desmeritar ni desvalorar los incontables
procesos que en los muchos campos del acontecer humano se han dado y
se están dando, y que son aporte fundamental para el despertar de la
conciencia en América, simplemente se ha dado mención a unos pocos que
han tenido influencia directa en este relato.


INTEGRACIÓN Y CONCIENCIA EMERGENTE

Hacia el Uno,
la Perfección del Amor,
la Armonía y la Belleza.
El Ser Único,
Unido a todas las Almas Iluminadas
Que forman el Cuerpo del Maestro
El Espíritu Guía.

Esta es la oración de Hazrat Inayat Khan, patriarca del mensaje Sufi
en occidente y fuente del espíritu de unidad entre las tradiciones y
religiones del mundo, que inspira las ceremonias del Culto Universal y
las Danzas de Paz Universal.

Reconocer la verdad fundamental y el mismo anhelo de búsqueda
subyacente en todas las tradiciones espirituales del planeta es un
paso muy importante para la unificación y la paz. Pero podemos ir
incluso más allá si somos capaces de reconocer la continuidad y lógica
de las diferentes manifestaciones de lo absoluto en la historia de la
humanidad que han dado origen a esas diversas tradiciones
espirituales, religiosas o no, milenarias o contemporáneas, incluyendo
en el rompecabezas o en el hilo conductor, también a la historia de la
ciencia occidental en su búsqueda de la verdad última sobre el
universo, la energía, la materia, la vida y el ser.

El gran cambio de conciencia planetario que está en manifestación nos
exige ir más allá de los límites, culturales, geográficos o históricos
entre los pueblos, y ser capaces de visualizar la historia de la
humanidad entera como un proceso de desarrollo coherente de un solo
ser conciente en evolución a través de la evolución de la mente
colectiva de los pueblos, misma que a su vez evoluciona a través de la
evolución de los seres individuales. Este ser conciente humano, campo
planetario unificado, tal vez inició su búsqueda trascendente, de su
origen y fin, en la conexión con las fuerzas primarias de la
naturaleza, fuego, viento, tierra, lluvia, etc. Luego llegó a la
comprensión y certeza de la presencia de la gran Madre. Y así siguió
creciendo durante todas las edades prepatriarcales, hasta que inició
su búsqueda del gran Padre, y en su primer acercamiento llegó a la
representación simbólica de las cualidades divinas en un gran número
de deidades o dioses.

Los panteones griegos y romanos nos muestran esto, pero sin duda
alguna la tradición hindú llego a profundidades increíbles en este
desdoblamiento de las potencias celestiales en un sin número de
dioses. Al tiempo que en la China imperial se cristalizaba la
comprensión de la dualidad y los opuestos, el Tao, como ley
fundamental y transversal presente en todo.

Luego el príncipe Sidharta Gautama iniciaría un viaje sin retorno
hacia las profundidades de sí mismo que lo transformaría en el Buda,
dejándonos el legado del conocimiento profundo de la mente humana como
aquel lugar mágico donde residen todas nuestras desdichas y
realizaciones. Demostrando a los habitantes de la Tierra y los Cielos
el potencial latente en el ser humano para romper todas las barreras y
limitaciones y elevarse por encima de este mundo de ilusión, la
realización máxima, la Iluminación. Y tal como ha sucedido con tantas
tradiciones, su figura y su camino se convirtieron en religión,
justamente lo que el mismo rechazó.

Afortunadamente en este tiempo profético y de renacimiento, 2500 años
después de su muerte, tal como estaba vaticinado, la técnica, no la
teoría de la religión budista, sino la técnica de trabajo con la
propia mente, la técnica de meditación del Buda, Vipassana, está de
nuevo disponible y se difunde por el planeta con alegría en cursos y
talleres.

Y como no reconocer la unidad, continuidad y desarrollo del mensaje de
Dios en la línea del medio oriente. Comenzando con la tradición
Zoroastriana, la primera en presentar a la humanidad el conocimiento
de los ángeles, siguiendo con la tradición Hebraica, el Judaísmo y su
gran aporte de un Único Dios Omnipotente, Omnipresente, Eterno y
Universal, el Gran Padre Creador. Y la importantísima dispensación
divina de los 10 mandamientos a Moisés, apropiada para un tiempo, un
estado mental, una etapa de desarrollo de la mente colectiva, en la
que era necesario el no esto, no aquello, tampoco esto otro, cuando el
ser humano solo estaba listo para entender el ojo por ojo, diente por
diente, como fuente de criterio moral para las relaciones y las
decisiones.

Luego estuvimos listos para la ley del amor, más profunda y sencilla,
de 10 pasamos a un solo mandamiento, mucho más elaborado y místico, y
por supuesto mucho más difícil de entender e incorporar. La presencia
de Jesucristo en nuestro planeta, su ejemplo, su enseñanza y la
fundamental Redención de la humanidad, son vitales para comprender y
sentir profundamente, para entender a cabalidad la naturaleza de los
tiempos y el proceso actual de la humanidad en este planeta. Y de ahí,
una vez más, nace una religión organizada con todo lo que ello implica
y ha implicado en nuestra historia en relación con la Iglesia y la
Santa Sede.

Y 500 años después, en esa misma región, en esa misma línea de
Abraham, aparece Mahoma y el proceso de revelación del Corán, el más
puro libro revelado a la humanidad, escrito por un sólo hombre a
través de muchísimos años de revelación. Es el nacimiento del Islam y
su magnifico aporte y aroma de sumisión y rendición total ante Dios,
un fervor y una devoción flameante en el corazón del devoto, que por
supuesto han sabido canalizar algunos jerarcas para llevar a los
fieles a cometer actos demenciales. Y de esta línea surgiría el
Sufismo como su más bella flor.

Luego vendría el ascenso europeo, su expansión colonialista, el inicio
del desarrollo material y la ley del progreso económico, y en este
fértil terreno nacería la ciencia moderna, totalmente divorciada de la
religión o cualquier tipo de espiritualidad, con un compromiso
agnóstico y racional de revelar los secretos profundos del universo,
de encontrar la leyes universales y matemáticas que explican y rigen
el origen y dinámica del mundo. Dios, no sería necesario como
explicación última de la realidad.

Y como para que no quede dudas de la maestría y belleza del Plan, tras
400 años de progreso y avance científico, la serpiente del proceso se
muerde su cola, y ante los atónitos ojos de los investigadores que
cabalgan en la punta de la flecha del desarrollo de la ciencia,
aparece de repente un mundo misterioso, maravilloso, con aroma a Dios,
a Espíritu, a Propósito, a Supraconciencia.

Galileo, Newton, Bacon y otros de sus contemporáneos marcaron el
inicio de la ciencia moderna a partir del siglo XVII. Su método, el
analítico, es decir, diseccionar para conocer. Su rigor, la
formulación matemática. Su propósito, conocer para controlar. Se le
conoce como el pensamiento mecanicista y sentó las bases para el
desarrollo tecnológico, que a su vez sentó las bases del desarrollo
industrial, que a su vez produjo el sistema económico capitalista y la
cosmovisión materialista y consumista. En progresión geométrica, este
proceso se retroalimentó a sí mismo, produciendo una aceleración de su
desarrollo y consolidación que nos ha traído hasta el sistema
económico mundial del mundo globalizado del S XXI.

Y ese mismo tren de tanto empuje, con el desarrollo y la investigación
científica de maquinistas, ha arribado, sin ni siquiera sospecharlo,
a territorios tan misteriosos y desconocidos que hasta los rieles
mismos que le dan soporte y dirección, parecen disolverse. Es en pleno
siglo XX, la sofisticación tecnológica ha permitido a nuestros
sentidos penetrar el microcosmos de la vida gracias a los microscopios
electrónicos, el microcosmos del átomo gracias a un complejísimo pull
de aparatos que incluyen los monumentales aceleradores de partículas
de varios cientos de metros de diámetro, al igual que el macrocosmos
de las galaxias distantes y la dinámica estelar a través de los
poderosos telescopios y sondas espaciales, pero también la realidad
molecular y bioquímica, los sistemas planetarios de regulación
ecológica, el estudio del pasado fósil de la vida y el pasado sideral
del universo, y por supuesto las maravillas del ser humano, tanto a
nivel físico y las asombrosas dinámicas de enfermedad y sanación, como
también las profundidades de su ser consciente, partiendo del estudio
detallado del cerebro, pasando por el sueño, los mecanismos de
percepción de la realidad y la memoria, llegando a los campos
sicológicos y psiquiátricos de la conciencia.

Y es justo ahí en esa punta de lanza de la ciencia, en los más
desarrollados laboratorios y preparadas mentes, donde han surgido la
mecánica cuántica, la teoría de las supercuerdas, el hiperespacio, el
orden implicado, la holografía, la teoría general de sistemas, la
teoría del caos, del campo unificado, de la antimateria, de los
atractores, la cualidad fractal, los campos morfogenéticos, la teoría
gaia, la cibernética, los sistemas complejos, la medicina
bioenergética y magnética, la psicología transpersonal y su arsenal de
planteamientos, y un sin fin de nuevos enfoques, experimentos
sorprendentes, nuevas disciplinas, nuevas teorías en todos los campos
del saber humano científico.

Cada uno de los ejemplos enunciados de estos nuevos desarrollos es
tema suficiente y fascinante para varias jornadas, tal como lo es cada
uno de los elementos que han sido incorporados en este intento somero
de encajar piezas aparentemente tan disímiles en un solo relato.

En este punto, baste decir que todas estas teorías y descubrimientos
asombrosos están llevando a la humanidad, en hombros de sus
científicos, a encontrarse de nuevo con los viejos misterios, vacíos y
leyes universales que nos impelen una búsqueda hacia una realidad
trascendente, como origen, rectora y finalidad tanto del universo,
como de la existencia humana.

Todo es maya dijo hace miles de años la tradición Hindú, efectivamente
la física hoy nos confirma que el mundo es ilusorio en su carácter de
solidez y la neurociencia confirma que la realidad no existe más que
en nuestro entorno cerebral-mental-perceptual. Como es arriba es abajo
recita la antigua máxima filosófica pre-científica, ahora los
fractales y la holografía dan sustento, profundidad y proyección a tan
sencillo enunciado. Que todo es energía lo confirmamos desde Einstein
al poner a un lado de la ecuación la masa o materia y al otro la
energía. Que somos seres de luz nos lo confirma la bioquímica al
informarnos que la base de la vida en la tierra y de todas la cadenas
alimentarias, por supuesto incluidos los humanos, es la fotosíntesis,
que no es más que la captación de luz en una molécula, es decir,
literalmente nuestro sustento es la luz. Que somos uno con el
universo, demostrado de diversas maneras, primero por los ciclos
biogeoquímicos del planeta que nos hacen saber que los átomos y
moléculas de nuestro cuerpo han circulado y circularán en los
diferentes reinos y sistemas, desde nuestro cuerpo físico hasta la
respiración que nos une segundo a segundo con el entorno. Demostrado
al saber que no somos más que polvo de estrellas hecho conciencia,
polvo que finalmente proviene al igual que toda galaxia, de la unidad
primigenia anterior al big-bang, y finalmente demostrado por la física
cuántica que descubrió la ligazón e interrelación entre átomos sin
importar distancia ni tiempo.

Y como no mencionar la Teoría Gaia que científicamente ha demostrado
la existencia de la Biosfera como ser coherente e inteligente, por lo
tanto conciente, devolviendo a la humanidad la posibilidad de
relacionarse de nuevo con la Madre Tierra como ese gran ser de amor
que sustenta la vida.

Tantísimos ejemplos casi inagotables y que pueden llevar a peripecias
maravillosas como sustentar científicamente la realidad del amor como
fuerza primaria del cosmos, o plantear la historia de la humanidad en
términos de campos morfogenéticos o ver el salto evolutivo de la
humanidad como un salto cuántico.

Lo importante para efectos de este escrito es subrayar la cualidad del
proceso que se sucede en los campos de la ciencia, como parte
fundamental del gran proceso de integración de las verdades
fundamentales y los esfuerzos honestos del ser humano por ir busca de
su propia trascendencia, integración que poco a poco, continúa dando
forma a esa nueva conciencia desde donde ser engendrará una nueva
humanidad, madurada a fuerza de experiencias y lista para una nueva
etapa en su camino.

Simultáneamente tenemos la dinámica de crisis planetaria y su
consecuencia lógica de búsqueda de alternativas. Crisis que no vamos a
desglosar aquí pues abundan los tratados y argumentos para entender
las causas profundas de los problemas y su interrelación. En algún
momento de su vida, todo ser humano conciente y medianamente informado
debe darse cuenta que algo no esta bien con nuestras sociedades,
nuestro sistema económico, nuestras instituciones, en fin, con nuestra
civilización, ejemplos dramáticos desde lo humano y lo ecológico nos
gritan una alerta constante. Después de ese primer despertar es
nuestro deber profundizar en los problemas, para ir después a sus
causas y finalmente a la interrelación, para darnos cuenta que se
trata de una crisis sistémica y no puntual, una crisis generalizada y
profunda que no podrá ser resuelta con atención a síntomas o problemas
particulares, sino que requiere un replanteamiento total de nuestros
paradigmas y propósitos como humanidad.

Entran en escena aquí los diversos movimientos que en todos los campos
están levantando las banderas de la denuncia y las alternativas. En la
economía, por ejemplo, se está hablando de comercio justo, de mercados
verdes, de economía solidaria, del cooperativismo, de las redes de
trueque, del fortalecimiento de las economías locales, de nuevos
modelos macroeconómicos sin capitales de especulación, sin inflación,
sin la omnipotencia de la banca y del emisor.

En agricultura se habla de agroforestería, de agricultura orgánica, de
permacultura, de seguridad alimentaria. Mientras que se fortalecen
iniciativas de conservación privadas y públicas en todos los países
del orbe.

En la educación florecen cada vez más las instituciones y centros
educativos con pedagogías Waldorf, Montesori y otras muchas, se está
implementando la etnoeducación, se está tomando en cuenta la
inteligencia emocional y el desarrollo integral del niño.

La medicina como caso típico y bastante difundido, de este proceso de
renovación, cambio y búsqueda, donde nuevas y milenarias formas de
curación dan respuesta y salida a todos los que nos hemos decepcionado
de la medicina occidental alopática que ataca síntomas con fuertes
sustancias químicas y que muchas veces declara incurables dolencias
que pueden ser remediadas en estos otros caminos de sanación, más
enfocados en las causas y en el tratamiento y curación del ser
íntegro.

Los movimientos y redes de mujeres con su hermosísimo sendero de
evolución desde las luchas reivindicatorias de los derechos, hacia un
feminismo más político, para terminar en una búsqueda de lo sagrado
femenino, en un descubrirse compañeras de la causa de la Tierra, el
eco-feminismo, y convertirse en portadoras del proceso que podemos
llamar el Retorno de la Diosa para esta humanidad.

El movimiento mundial de paz para el cambio al sincronario de las 13
Lunas y la Red de Arte Planetario, que nos han abierto los ojos sobre
la artificialidad, desarmonía y manipulación inherentes al calendario
gregoriano de los 12 meses, y en cambio nos invitan a relacionarnos
con la frecuencia natural del tiempo, el 13:20, para tener una manera
de acercarnos a la naturaleza armónica y fractal del tiempo, como
experiencia primaria de conciencia y reformulación de la mente.

La gran cantidad de tecnologías alternativas, ecológicas y limpias que
cada día surge a pesar de la persecución y el silencio impuesto por el
sistema económico, que nos ofrecen posibilidades de construcción,
transporte, generación de energía, descontaminación, etc., con
materiales y fuentes renovables.

El consenso y las diversas técnicas de resolución de conflictos como
nuevas maneras de funcionamiento de los más diversos grupos, equipos y
colectivos humanos. Así como terapias y metodologías revolucionarias e
integradoras que están permitiendo la resolución interna de los
conflictos del individuo, sanación a nivel del alma.

Y por supuesto la fuerza y el ímpetu de los movimientos sociales,
indígenas, campesinos, sindicales, grandes confluencias y redes
continentales y mundiales que se han fortalecido en el ejercicio de
los foros sociales mundiales como evento único y sin precedentes de
convergencia. Para el caso de América Latina los resultados son
evidentes en las tendencias electorales del continente, donde una
nueva izquierda, menos radical y más universal, está emergiendo de la
aglutinación de todos los sectores que buscan el cambio, la
alternativa, y que están dispuestos a correr el riesgo que implica
decir no! a los viejos esquemas y dinámicas del capital internacional.

Finalmente, mencionar el campo de la espiritualidad, en el cual se
entreteje el nuevo impulso de tradiciones y escuelas milenarias que se
han globalizado, junto con una miriada de escuelas, movimientos y
redes completamente nuevas, con nueva información y nuevas prácticas,
ambas tendencias, cumpliendo con el papel de despertar la conciencia,
de encontrar una disciplina de autoprogreso, en resumidas cuentas de
concretar la evolución de los individuos, los colectivos, la
humanidad, la Biosfera, el Planeta Tierra completo.

Este escrito no sería lo que es sino fuera por el impulso de tres
herramientas, que han disparado y acelerado todos los procesos y
conexiones aquí mencionados, no solo en quien escribe sino en una
infinidad de gentes y lugares. En este ensamble sería imposible no
mencionarlas.

La primera es la Internet, la mayor revolución de la información de
todos los tiempos, todo el conocimiento humano totalmente
democratizado, disponible gratuitamente. Por supuesto que no debemos
desconocer la limitación tecnológica de grandes sectores de la
población, sin embargo nunca antes fue tan fácil para aquel que busca,
encontrarlo de manera sencilla. Se acabaron los secretos o los
conocimientos vedados. Se acabó la posibilidad de silenciar una
denuncia. La información fluye libre y soberana en una red sin
administración ni control. Gracias al internet podemos tener hoy
grandes redes regionales, nacionales, continentales o mundiales, redes
efectivas de flujo de información y de coordinación de acciones, de
difusión de denuncias y de conocimiento, no existe en este momento
casi ningún evento o encuentro de envergadura que no se difunda y
coordine a través de la Internet. La nueva información ahí disponible
a través de incontables portales y ciudades virtuales, entre las
cuales me doy el gusto de recomendar www.portaldorado.com como un
portal que quiere lograr y presentar este espíritu unificador de todas
estas líneas y tendencias alternativas que poco a poco van
configurando al nuevo modelo.

La otra herramienta o instrumento es la Caravana Arcoiris por la Paz,
y su burgomaestre mi querido Alberto Ruz. Quien desde su infancia ha
estado atravesado de manera directa por estos procesos en mención. Fue
su padre quien descubrió la tumba de Pacal Votan en la ciudad Maya de
Palenque, y este descubrimiento es el precursor directo de todo el
despertar del furor Maya y el 2012. Y de ahí en adelante la vida de
Alberto ha sido un fractal del proceso planetario, proceso que lo
llevó a ser parte de la fundación de Huehuecoyotl, la ecoaldea más
representativa de México, en 1982. Para luego arrancar con la Caravana
Arocoiris en 1996, con la bendición de varios abuelos, incluido el
legendario Maya don Sirilo, encarnando una serpiente de luz que
partiría de México rumbo al sur, encendiendo el fuego nuevo en su
recorrido, portando el bastón de Regina y la misión de ser el testigo
y facilitador del despertar en el sur. Llevando consigo una mochila
repleta de nuevas semillas que se sembrarán a través del arte por todo
el continente, semillas valiosísimas de las que quiero mencionar una:
El Consejo de Visiones, inspirado en el movimiento Rainbow y
Biorregional, herramienta ensayada en México en varios Consejos
realizados, y que provee la metodología para el encuentro y diálogo de
todas estas tendencias y movimientos alternativos que hemos estado
considerando en estas líneas.

Quien escribe y el lugar desde donde se escribe, Ecoaldea Atlántida en
Colombia, son frutos directos del peregrinaje de la Caravana y el
Coyote hacia el despertar del sur. Por eso vale el merecido
agradecimiento y homenaje por todos los frutos en 17 países del
continente que sus semillas han producido. Por los frutos en más de
400 corazones de los voluntarios de más de 40 países que en estos años
se han formado como líderes y gestores del nuevo tiempo a bordo de la
Caravana.

Ahora en Brasil, la Caravana está en plena transmutación, al igual que
la mayoría de movimientos, redes, grupos y lugares de este tejido de
la nueva conciencia, pues es la misma energía planetaria la que nos
influencia a todos, y nos insta en este momento a dar el siguiente
paso, en lo individual, grupal y social. Por primera vez en sus 10
años de historia, la Caravana cuenta con un respaldo oficial del
gobierno local, específicamente del Ministerio de Cultura del Brasil,
quien está financiando un trabajo de interconexión de redes y grupos
de cultura del país a través de la Caravana. Y es que es justamente
Brasil, el lugar donde se escucha con mas claridad y trasparencia la
vibración de este nuevo modelo que andamos buscando. Un país
totalmente mestizo donde la música es la religión y la identidad,
donde los movimientos alternativos son tan fuertes que se constituye
en sí mismo como una región en varias de la redes alternativas y sede
de numerosos encuentros mundiales de dichos movimientos.

Tal vez es ahí, y por eso la Caravana sigue ahí, donde se esté
gestando el embrión del siguiente nivel de organización horizontal,
del siguiente nivel de coordinación entre redes y movimientos, la
consecuencia del Consejo de Visiones, más allá de encuentros puntuales
en un lugar y espacio de convergencia de los movimientos, hacia una
praxis continua de interrelación, fortalecimiento, coordinación y
acción conjunta para la transformación efectiva de toda la sociedad y
el territorio. Una plataforma coherente y unificada en planteamientos
y metodologías con una organización tal que le permita al gran
movimiento alternativo tomar las riendas de los procesos de toda una
nación. Es decir, manifestar la nueva sociedad, la nueva humanidad de
manera concreta y no solo en los corazones y conciencias de un sector
despierto de la población.

La tercera herramienta, que además nos sirve para ir enlazando una
conclusión, son las Danzas de Paz Universal. Se trata de una práctica
espiritual ecuménica que se nutre de muchas religiones y tradiciones
del planeta, honrando la búsqueda y belleza de todas ellas,
reconociendo el espíritu divino que verdaderamente mora en cada una.
Es una práctica donde se requiere integrar el cuerpo, mente y espíritu
en un solo propósito. Son danzas sencillas, generalmente en círculo,
de movimientos fáciles que los danzantes ejecutan coordinadamente, en
simultánea, acompañados de frases sagradas y mantrams de las más
diversas tradiciones entonados por los danzantes y música en vivo. Nos
permiten integrarnos internamente en nuestros seres, integrarnos
grupalmente en un solo ritmo y canto, e integrarnos espiritualmente al
familiarizarnos con la escencia de tantos caminos, religiones y
tradiciones, finalmente llegando a la experiencia de la unidad de lo
divino, de la unidad de lo humano. Poco a poco se progresa en esta
práctica aparentemente sencilla, pero de una profundidad y poder que
paulatinamente se va descubriendo.

Las danzas de Paz Universal se han difundido rápidamente por el mundo,
pues son una herramienta totalmente pertinente para la necesidad de
integración que se experimenta en el planeta. Están organizadas en una
red mundial cuya sede virtual es www.dancesofuniversalpeace.org. gran
agradecimiento a su originador Murshid S.A.M. y continuadores, a mis
maestras y mi mentora Silvia.

Y así ir llegando a un punto de conclusión, desde lo planetario y
continental, desde lo histórico y conceptual, hasta lo individual y
local, hasta el momento actual y la manera de caminar en él.

La tarea es multidimensional. Inicia en los campos elevados, en los
planos espirituales, desde donde se trabaja por el plan divino en la
Tierra, directamente relacionado con la modulación de los cambios
vibratorios y energéticos, con la supervisión del proceso en sí mismo.
Y desde ahí nuestro compromiso debe ser con la oración, la plegaria,
las meditaciones planetarias, las ceremonias de activación de los
lugares sagrados y la sanación de la Madre Tierra. Desde nuestra
limitación y pequeñez apelar a las Potencias Divinas, a las
Jerarquías, a los guías, al Padre-Madre Todo Creador, Fuente Universal
Eterna e Infinita, para levantar nuestros espíritus hacia esa realidad
superior y desde ahí ayudar a manifestar el cambio, vigorizándolo con
nuestras oraciones, afirmaciones y visualizaciones, dando gracias por
el triunfo, dando gracias por el nuevo amanecer que se ve llegar,
dando gracias por ser parte conciente y facilitadores de esta gran
fiesta cósmica por la Nueva Tierra. Sin olvidarnos de incluirnos a
nosotros mismos, a nuestro propio proceso, grupos y regiones en este
trabajo con la energía divina.

La Tarea también es mental-cerebral pues es supremamente importante, y
a eso se ha dedicado este escrito, comprender e integrar en nuestro
entendimiento los diferentes procesos de transformación de la
humanidad, como se ha dicho anteriormente, armar el rompecabezas, cada
uno de nosotros, a la medida y ritmo particular, continuar con el
armado del rompecabezas, para tener una imagen cada vez más completa e
integradora de los tiempos presentes y el cambio evolutivo en la
Tierra. Esto es prerrequisito para el anclaje de la nueva conciencia,
que si bien tiene una parte energética, vibratoria, de expresión del
amor y transformación de nuestras emociones, también requiere
comprensión, entendimiento, claridad.

La Tarea es también terrenal, en el sentido de continuar con todos los
trabajos e iniciativas de restauración, implementación de
alternativas, transformación social, organización y concientización de
las comunidades. Y por supuesto seguir avanzando en los Consejos de
Visiones, es decir, en el acercamiento y diálogo entre los diferentes
movimientos alternativos, que poco a poco permita un reconocimiento
mutuo, una organización interrredes, seguir dándole forma a esta gran
supra-organización que permitirá aglutinar y movilizar toda esa fuerza
y saberes dispersos, en una sola plataforma coherente, tanto
conceptual como de acción. Desde lo local y hacia arriba hasta lo
planetario.

Finalmente la Tarea es individual, personal. La manera en que cada uno
de nosotros, de una manera muy comprometida, alegra pero rigurosa,
fluida pero disciplinada, seguimos adelante con nuestro propio proceso
individual de integración y cambio, que debe manifestarse en nuestro
estado interno, nuestras relaciones y quehaceres. La familia, los
hijos, la pareja, los compañeros, son todos campos de ejercicios para
una constante auto-observación y puesta en práctica de toda nuestra
teoría. Es vital tener una disciplina, una práctica, sea la que sea,
que nos permita constatar nuestro progreso y desafíos. Es fundamental
tener una línea, un hermano o hermana mayor con más experiencia. Es lo
hermoso de los linajes y las tradiciones, la posibilidad de una
trasmisión y una bendición. La posibilidad de saber lo que funciona y
lo que no, no necesitamos empezar de cero, simplemente necesitamos
reverenciar el aprendizaje y los descubrimientos realizados a lo largo
de siglos de trabajo, de generaciones de maestros y discípulos, y
buscar una guía. Por supuesto sin fanatismos ni sectarismos,
conservando nuestra propia soberanía y derecho a experimentar y
diseñar nuestro propio camino, en este tiempo donde el maestro somos
todos y la guía es interior.

Y así honrar mi familia, mi hija Inanna, mi compañera Yami, todo el
grupo de raizales y residentes de la Ecoaldea Atlántida, las Danzas de
Paz Universal y su gente, nuestra red ceremonial comandada por Mao
Tatanka, las Búsquedas de Visión, los Temascales, las Medicinas, los
Taitas, Chichán y Xitlalli. Por ser medios y escenarios donde mi
propia sanación y evolución son posibles. Saludando la naciente red
colombiana de ecoaldeas y comunidades alternativas.

Honrar esta visión de una Danza del Sol para Colombia, unificada,
abierta, como la manifestación de las nuevas alianzas entre grupos y
redes, como la manifestación de la sanación de esta tierra colombiana
donde tanta sangre se derrama, como la manifestación de otro capítulo
más de cumplimiento de la Profecía Cóndor-Águila, como una gran minga
nacional y continental de abuelos, pueblos, líderes, grupos, redes y
organizaciones concientes de la necesidad de ayudar a parir el cambio
en este país tan sumergido en su propia tragedia que difícilmente ha
tenido energía y disponibilidad para jalonar los procesos de cambio,
tanto energéticos como sociales, que se están dando en el continente.

Colombia como ombligo conector del norte y el sur, como puente, como
lugar de profundísimo mestizaje, como lugar de mega-diversidad
cultural, ecosistémica y biológica, reclama su lugar, su derecho a
disfrutar de su belleza y riqueza, y de poder abrirse al mundo con sus
joyas y maravillas naturales, culturales y espirituales. Por eso
estamos lanzando S.O.S. por todos lados y en todos los niveles, para
una ayuda urgente y un plan de emergencia para nuestra patria.

En esta ecoaldea, nuestra fundación, nuestra red sur-colombiana de
iniciativas, www.ecomun.org, estamos poniendo nuestro granito de arena
y tenemos listos varios bultos más. Necesitamos sumar, seguir
creciendo las alianzas, necesitamos encontrar el camino de conexión
entre los que tienen los recursos y los que tenemos las iniciativas y
la claridad del camino. Llamamos toda la ayuda y asistencia celestial
y terrenal para seguir manifestando belleza y conciencia.

Honramos estos tiempos exigentes para nuestras individualidades y
nuestros grupos y proyectos. Aceptamos el desafío que esta nueva
energía ha estado trayendo. Afinar aún más. Acabar con todos los cabos
sueltos, apretar tuercas y ajustar cuentas, ubicar el puesto y el rol
de cada quién en nuestras organizaciones, cerrar filas, buscar calidad
en vez de cantidad, funcionar como un organismo, maximizar el estado
de alerta y atención. En esas estamos, por todos lados, todas las
redes, todos lo movimientos, buscando una mayor efectividad y
eficiencia en el uso del tiempo, energía y recursos.

Agradeciendo la paciencia y disposición para leer este texto hasta
esta línea, agradeciendo el bello ser y camino de todos nosotros,
querida familia de luz. Namasté. Agradeciendo al Gran Espíritu por
este camino de belleza que ha dispuesto para nosotros. Metakuyasin.
Que sigamos floreciendo y danzando la vida. El triunfo y la victoria
son nuestros. Sri Ram Jay Ram Jay Jay Ram Om. No existe nada más que
la Unidad. La Illaha Il Allha Hu. Somos Uno y Todos a la vez. In
Lakech. Viva esta alegría. Jallalla Pacha Mama. Ari Ari. Paz y Amor en
la Tierra.

En servicio,
Jorge Calero, el mono enlazador - lacarretadelapaz@yahoo.com
EcoAldea Atlántida
www.ecomun.org

Fuente:
http://redesdeluz.blogspot.com/

2 comentarios:

El Linyera y la Reina Isabelle dijo...

Hola Soy Pablo de Argentina, hoy vivo en buenos aires despues de un año intenso en Mexico donde estuve participando de las ceremonias de Semana Santa en San andres de coamiata con los hermanos huicholes allí conoci un grupo de personas que me comentaron sobre la Confederación del Condor y del Aguila me pareció un tema interesante. hoy encontre su pagina y me ayudó la información general que brinda.

Mi mail es pmarino33@hotmail.com les mando un gran abrazo desde el sur, por un mundo con conciencia, por un despertar.

Carlos G.P. dijo...

Cordiales saludos: Mi nombre es Carlos González. He sido profesor de matemáticas y física en la enseñanza secundaria durante 24 cursos. Finalmente, al verme limitado en mi deseo de practicar una enseñanza basada en los nuevos paradigmas, decidí dejar el camino de la enseñanza oficial e iniciar uno nuevo, alternativo al sistema imperante.
Durante años, he podido comprobar como mis alumnos adolescentes enterraban sus sueños hasta hacerlos invisibles. Su entorno les enseñaba que la “seguridad” era lo primero: estábamos creando víctimas. La rabia que sentía ante tal panorama la he trasmutado en creatividad, escribiendo un libro que narra cómo empoderar a los adolescentes:
“Un maestro decide crear un ambiente mágico en su clase para empoderar a sus alumnos. Les ayuda a descubrir los enormes potenciales que habitan en su interior. Les revela un mundo más allá de la mente programada y de las creencias. Para llevar a cabo su proyecto el profesor emplea curiosos trucos...
Los alumnos van resolviendo los enigmas, que el maestro propone de una forma singular. La clase es una creación de todos. El aprender se transforma en una aventura.
       Poco a poco, cada alumno se convierte en su propio maestro, en una fuente de conocimiento para él y sus compañeros. La vida se torna mágica: pueden vivirla desde su corazón, sin que las creencias les limiten “
Su título es: “Veintitrés maestros, de corazón – un salto cuántico en la enseñanza-“. En él se plantea un modelo educativo que se basa en descubrir la fuerza interior.
       Hoy puede ser ciencia ficción...tal vez una semilla, pero si la nutrimos puede generar una forma totalmente nueva de enseñar, en la que el ser humano deja de sentirse víctima, para sentirse el creador de su propia vida.
Creo que su sensibilidad va en la misma dirección que la mía. Por eso, me atrevo a enviale* mi libro en versión digital. He decidido regalarlo persona a persona o institución a institución. Necesita volar...hacia lugares en los que pueda ser bien acogido. Si lo lee le agradecería cualquier comentario. Todos los amantes de la lectura sabemos que bastan cinco minutos con un libro para saber si es de nuestro interés, sólo le pido ese tiempo. Siéntase libre de enviarlo a las personas o asociaciones a las que este libro pueda ayudar. Gracias por su presencia. Le deseo felices creaciones…
                                                                                                    Carlos González
P.D Mi blog es: www.ladanzadelavida12.blogspot.com
* El libro se puede descargar en mi blog
Puede ver mis vídeos:
“Educar más allá de las creencias: liberando al corazón” en la dirección siguiente: http://vimeo.com/9374224
“Educación y Nuevo Paradigma Científico” en la dirección: http://vimeo.com/10085584