Redes sociales

REDES SOCIALES: NIVELES DE ABORDAJE EN LA INTERVENCIÓN Y ORGANIZACIÓN EN RED

Elina Dabas
Febrero, 2001
Panorama

Las primeras intervenciones desde el enfoque de Redes Sociales se
registran en el campo de la Psiquiatría y Psicología Social a mediados de
los años 60 y en la década de los 70. Uno de los pioneros fue Ross Speck,
quien frente a la dificultad de ver progresar ciertas terapias familiares
por agotamiento de los integrantes o por falta de recursos para ayudar al
paciente identificado, convocaba a grandes asambleas de familiares y
allegados al mismo.
Resulta particularmente interesante que las convocatorias masivas que Speck
realizaba las denominaba intervención en red, en lugar de terapia de red.
Introducía con esto una mirada significativa: él intervenía en una red que
prexistía. El primer momento de este proceso era llamado "retribalización",
en el cual fundamentalmente se trabajaba sobre la conciencia del lazo que
unía a los participantes. Dentro de los pasos subsiguientes resulta
importante reconocer la organización de comisiones mutirrepresentativas
donde se discutía lo más conveniente para la persona afectada, al mismo
tiempo que se generaba el "efecto de red", esto es la sensación de dar y
recibir, de contar con otros que eventualmente podrían aportar ayuda en otro
momento.
Desde esta concepción, que fue generalizada como modalidad de intervención
en situaciones de crisis aguda o de urgencias, fueron surgiendo otros grupos
de trabajo, que dieron un marco a este modo de intervención ligado a una
diversidad de situaciones que intersectaban el campo de la salud mental con
lo social, lo político y lo organizacional. Menciono especialmente al
desarrollado por el grupo de Estocolmo, coordinado por Johan Klefbeck y
la perspectiva de red en el tratamiento de problemas tan diversos como
migraciones voluntarias y forzadas; tercera edad ; problemas escolares
;iatrogenia producida por la superposición de múltiples enfoques en el
tratamiento de un problema ; problemas de violencia en los ámbitos
institucionales
También en el campo de las organizaciones comienza a incluirse este enfoque
cuando se cuestiona la estructura organizacional concebida por el taylorismo
y fordismo. Las empresas intentan realizar una reingeniería de su
organización pensada desde el enfoque de red, a partir de incorporar el
pensamiento complejo en sus prácticas
Las "redes" comienzan a cobrar foco, y en el campo de la sociología y de la
teoría de las organizaciones surgen diversos intentos de incluir la
"modalidad de organización en red" en lugar del clásico abordaje
administrativo

Cuando la perspectiva de Redes comienza a difundirse, asistimos al
surgimiento de otras modalidades de intervención pensadas desde este
enfoque, como por ejemplo, las comunitarias. De estas podemos destacar como
antecedentes importantes las realizadas por psicólogos comunitarios y
trabajadores sociales italianos y belgas ; el psicólogo argentino Sebastián
Bertucelli así como la inclusión de esta perspectiva en temas como
hábitat, educación rural y justicia
En un plano "entre" la intervención familiar y comunitaria surgen las
prácticas de abordaje multifamiliar en el ámbito de salud mental ,
dispositivo que progresivamente se irá incluyendo en prácticas en los
diversos ámbitos mencionados
En un intento de "ordenar" la visibilidad de las redes, se desarrollan
algunas clasificaciones, con el consiguiente riesgo que estas conllevan, ya
que la toda categorización invisibiliza la perspectiva multidimensional en
el abordaje y "detiene" el flujo dinámico del transcurrir de las redes.
Encontramos, por un lado clasificaciones que designan a los sujetos
involucrados: personales, familiares, de tercera edad, etc. Más
recientemente han surgido otras categorizaciones donde se produce un salto
del sujeto a una "agrupación" que aparece subjetivada. Se habla así de redes
de disciplinas y/o sectores: redes en salud, educativas, judiciales;
comerciales, etc.; institucionales: redes de escuelas; de hospitales; de
juzgados; de universidades; de municipios; de comedores, entre otras;
regionales, como la de MERCOSUR; de servicios, que se cruza en algunas
situaciones con las institucionales: de atención a la infancia en riesgo; de
alcoholismo; de adicciones, etc
Surgen entonces las redes como una nueva "moda" organizativa. Pareciera que
ahí está el cambio, en la denominación. Pero observamos que ahí no reside la
transformación: las prácticas están igualmente concebidas desde la metáfora
piramidal; los actores sociales son ignorados y el operador continúa
actuando como "externo" al campo de intervención. En una exploración acerca
de los procedimientos para la constitución de este tipo de redes, observamos
que estos intentos, se confunde la organización con la perspectiva de la
dinámica fluida de la red. Es decir que adoptan la concepción
organizacionista, centrada en el trabajo del diseño en lugar del trabajo
basado en el diagrama y desde la dinámica vincular.
Las llamadas redes de servicios, establecimientos, intersectoriales,
generalmente "son organizadas" desde arriba hacia abajo" (decretos que
sustentan su creación ) y desde "afuera hacia el núcleo", generando una
extraña sensación para los actores sociales de no reconocerse miembros de
esa red a partir de una práctica, sino por una adscripción nominada por
otros y vaciada de contenido.
He aquí un desafío ya no sólo para las intervenciones en red, sino para
modalidades de organización que pretenden alejarse del centralismo
piramidal: como desarrollar prácticas que recuperen la experiencia de
pertenencia y abran nuevas alternativas de organización; como promover
organizaciones como redes y trabajando en red

Itinerario para pensar los Niveles

¿Cómo pensar los diversos niveles de intervención y de organización?
Un camino posible es reconstruir un itinerario que algunos pensadores y
científicos atravesaron, el cual aparece iluminado por las propuestas
actuales acerca del enfoque de la complejidad

En el Siglo XX se produce un fuerte cambio del paradigma mecanicista al
ecológico. De acuerdo a los textos y disciplinas que se consulten el
concepto mecanicista adopta como sinónimos reduccionista o atomista y el de
ecológico se homologa con holístico; sistémico u organicista.
Si recorremos los desarrollos de las diversas disciplinas se reconoce una
tensión básica: ¿cómo se conocer un fenómeno o un hecho social? ¿analizando
cada una de las partes? ¿visualizando el todo? Una frase de Edgard Morin
sintetiza los obstáculos epistemológicos de esta discusión, introduciendo
la visión de la complejidad en el tratamiento de fenómenos físicos,
naturales o sociales: El Todo es la Nada. Esto implica que no hay ciencia
ni teoría que pueda explicar "la realidad". Siguiendo nuevamente a Morin:
" Todo está en todo y recíprocamente". El principio "el todo está en la
parte" no significa que la parte sea un reflejo puro y simple del todo. Cada
parte conserva su singularidad y su individualidad pero, de algún modo,
contiene el todo. Nos topamos aquí con la primera complejidad: nada está
realmente aislado en el Universo y todo está en relación.

Esta transformación en el pensamiento comienza a darse en diversos campos,
poniendo en cuestión las ideas dominantes en la Era moderna. Dichas ideas
buscaron una explicación acerca del mundo, asimilando su funcionamiento al
de una máquina
Galileo excluyó la cualidad de la ciencia, para que los fenómenos pudiesen
ser medidos y cuantificados. Descartes creó el método analítico, para que se
lograse desmenuzar los fenómenos complejos en partes para comprender así
el todo.

En este mundo con dominancia del Hombre portador de la Razón (hombre,
género masculino, adulto, blanco, urbano) no cabían las percepciones, los
afectos, las sensaciones, la diversidad. Eran consideradas banales o
despreciadas, estableciendo la necesidad de ser eliminadas para acceder así
al "conocimiento objetivo"

Es interesante destacar que una de las primeras oposiciones parte del
movimiento romántico, en los campos del arte, la literatura y la filosofía
(fines S XVIII y XIX).
Podemos citar al poeta y pintor William Blake, quien fue un apasionado
crítico de Newton; a Goethe, quien introduce el término morfología para el
estudio de la forma biológica. Destaca la importancia de considerar el orden
en movimiento de la naturaleza; respecto a la forma, que siempre había sido
ubicada como secundaria respecto a la sustancia, el escritor alemán la
concibe como un patrón de relaciones en el seno de un todo organizado.
Agrega que la percepción visual puede constituirse en la vía de acceso a la
forma.
Kant planteó que la ciencia, tal como estaba concebida, sólo podía ofrecer
explicaciones mecanicistas. En Crítica de la Razón discute acerca de la
naturaleza de los organismos en contraste con el de las máquinas. Concibió
que la naturaleza de los organismos es la de ser autorreproductores y
autoorganizadores, en contraste con las máquinas. En éstas, las partes
existen unas para las otras, ya que se apoyan mutuamente dentro de un todo
funcional. En un organismo, en cambio, las partes existen además por medio
de las otras, en el sentido de producirse entre sí.

Es interesante también destacar los cambios que surgen en el campo de la
Biología, cuando ésta evoluciona de la celular a la Organicista.
Harrison exploró el concepto de organización: identificaba la configuración
y la relación como dos aspectos de la organización y el patrón o pauta como
configuración de relaciones ordenadas. Woodger realizó un interesante aporte
al plantear que la característica clave de la organización de los organismos
vivos es su naturaleza jerárquica. Éstos tienen tendencia a constituir
estructuras multinivel de sistemas dentro de sistemas: las células se
combinan para formar tejidos; éstos órganos, los cuáles están en los
organismos, que existen en el seno de sistemas sociales y ecosistemas

A estas estructuras multinivel se las denomina jerarquías; el concepto de
RED provee una nueva perspectiva sobre las jerarquías de la naturaleza. Son
diferentes niveles de complejidad con diferentes leyes operando en cada
nivel. Resulta interesante destacar que en los sistemas sociales y en la
dinámica vincular entre las personas el concepto de jerarquía remite a la
metáfora piramidal. Pensadores como Von Foerster acuñan el concepto de
heterarquía, para referirse a las relaciones humanas desde una perspectiva
de red. Se refiere a la posibilidad de coexistencia de "jerarquías"
distintas, tanto sucesivas como simultáneas, en el funcionamiento de un
sistema determinado. En este caso las diferentes posiciones se reconocen no
por la función adscripta sino por la idoneidad en el desempeño de la misma.
No implica la negación de la jerarquía sino la coexistencia y el
reconocimiento de una variedad de las mismas.

Las ideas propuestas por los biólogos organicistas durante la primera mitad
de siglo contribuyen al nacimiento del pensamiento sistémico en términos de
conectividad, relaciones y contexto. El sistema emerge de las relaciones
organizadoras entre las partes; de la configuración de relaciones ordenadas.
Reconoce una habilidad para enfocar la atención en distintos niveles, a los
que corresponde distintos niveles de complejidad.

La perspectiva del pensamiento sistémico impactará, al mismo tiempo a
biólogos, y físicos; a psicólogos (recordemos el desarrollo de la
Psicología gestáltica) y a cientistas sociales.
Dice Capra: "mientras que los biólogos organicistas se encontraban con la
totalidad irreductible en los organismos, los físicos cuánticos en los
fenómenos atómicos y los psicólogos de la gestalt en la percepción, la
Ecología, comienza a estudiar las comunidades de animales y plantas"
Esta ciencia surge de la escuela organicista en biología durante el siglo
XIX. Incorpora dos nuevos conceptos: comunidad y red. Su planteo puede
sintetizarse en que la trama de la vida está constituida por redes dentro
de redes. Avanza en sus postulados cuando plantea que una comunidad humana
es sostenible cuando es consciente de las múltiples relaciones entre sus
miembros.

Los diversos niveles de abordaje nos plantean un enfoque multidimesional,
desde el cual todo foco es justamente eso: un foco, a los efectos de la
intervención, el estudio o el análisis de un hecho social o colectivo. Al
realizar esa focalización nos hacemos cargo de la exclusión, que es
inseparable de la inclusión, por lo cual podemos operar integrando ambas.

Estos desarrollos, lejos de proponerse como "teorías ejemplares" desde las
cuales pensar las redes, abonan un campo de metáforas a través de las cuales
circular desde esta perspectiva. A través de ellas las diversas prácticas
sociales pueden ser cartografiadas. Al ser reconocidas, abren un proceso de
reflexión e interrogación, alejado tanto de "verdades" como de "tecnologías"
salvadoras.

Intentos de analizar los niveles de abordaje

Desde el campo de las intervenciones basadas en el enfoque de las redes
sociales han surgido intentos de sistematizarlas como modo de comprender la
riqueza de la dinámica relacional.
En esta dirección se vienen desarrollando diversas estrategias, que
confluyen en diagramas pensados como modalidades de cartografiar o mapear
redes.
En todas las situaciones, este mapeo implica una gestión de búsqueda de
información para promover posibilidades de cambio en las condiciones de vida
de la población que provee dicha información. Este cambio está orientado
hacia la visibilización de recursos, optimización de la participación de los
mismos, redefinición de problemas, entre otros.
Siempre implican un análisis situacional, basado en la significatividad de
la misma para la persona involucrada o del problema definido como
prioritario para un colectivo.

Este mapeo ha sido utilizado de diversa manera.

1. En primer lugar, para graficar la dinámica de las relaciones personales
En estos casos, el mapeo se realiza en conjunto con la persona que plantea
un problema o con un allegado a la misma. Muchas veces se introduce la
dimensión temporal, solicitando la confección del diagrama de relaciones en
un momento anterior al que se está realizando el actual. ¿Cómo surge la
selección de "los momentos"? De acuerdo a los hitos significativos que
aparecen en la dinámica de la conversación con la persona. Ésta suele
mencionar un "antes" y esta mención abre un punto de entrada, o el operador
le pregunta acerca de con quiénes se relacionaba antes de que un hecho
significativo aconteciese (pérdida de trabajo; divorcio; fallecimiento de un
allegado; nacimiento de un hijo, etc) Esta modalidad de contar con un
análisis de la red social personal se viene realizando fundamentalmente en
el campo de la salud, con algunos intentos llevados a cabo en el ámbito
escolar (en el tratamiento de una situación problemática con un niño o
joven) y en el ámbito judicial (derecho de familia) En el campo de la salud,
existe evidencia comprobada de que una red personal estable, sensible,
activa y confiable protege a las personas de las enfermedades, actúa como
agente de ayuda y derivación, afecta la pertinencia y la rapidez de la
utilización de los servicios de salud, acelera los procesos de curación y
aumenta la sobrevida, es decir, es salutogénica. Podemos afirmar que existe
una correlación directa entre calidad de la red social y calidad de la
salud.
Esto se apoya tanto en la diversidad de las prácticas asistenciales en los
diferentes países como en una serie de estudios epidemiológicos de tipo
prospectivo, que han demostrado que la mortalidad mayor se acumula en los
subgrupos con una red social mínima Al no considerar la perspectiva de
red, la calidad , eficacia y eficiencia del nivel promocional y
asistencial se ve muchas veces disminuida por situaciones que desde el
sector salud se consideran ajenas y externas al mismo.

Algunas de estas situaciones son:
§ desconocimiento o ignorancia acerca de situaciones que incrementan el
riesgo personal y/o familiar
§ pérdida de oportunidades de aprendizaje acerca de la salud y de su cuidado
dentro del núcleo familiar, de amigos, laboral y de la aplicación de esos
conocimientos en su entorno
§ postergación del inicio oportuno de tratamiento efectivo
§ dificultad de los pacientes para cumplir con indicaciones terapéuticas. El
profesional se encuentra en las consultas siguientes con que las
indicaciones proporcionadas, tanto con relación a estudios, medicaciones,
curaciones o dietas se han cumplido parcialmente o no se han cumplido
§ internaciones reiteradas, muchas veces por falta de cuidados adecuados
después de un alta
§ internaciones prolongadas más de lo necesario, por no contar tanto con una
red de servicios efectiva como con una red de sostén del paciente o un hogar
continente.
§ fuga de internaciones (casos de madres que no tienen o no pueden organizar
el cuidado de sus hijos, tanto si son ellas las pacientes como si es uno de
los hijos el afectado; falta de contención por parte del equipo de salud)

Sin embargo, muchas de estas cuestiones podrían ser resueltas, y por lo
tanto incidir en el incremento de la calidad y la eficiencia de la atención
y del cuidado de la salud, si se considerara la perspectiva de red social de
inserción de la persona o paciente ya desde el ingreso del mismo a la
institución y luego en su entorno social. Este es un enfoque que
generalmente no está incluido en la semiología médica. Con suerte en algunos
casos, se solicita la intervención de Servicio Social del hospital, pero
desde una visión de derivación y no de articulación. Este servicio en
general se ve sobresaturado por la demanda, respondiendo muchas veces
burocráticamente a la misma.
Desde esta propuesta, la importancia del abordaje radica en la interconexión
entre los diversos integrantes del equipo de salud, en forma primordial, y
con los integrantes de la red social del paciente, de modo articulado y
coherente.

La admisión es una situación clave para interrogar acerca de su red de
inserción, la cual debería formar parte de su historia clínica. Cabe aclarar
que el interrogatorio sobre la red no se limita a preguntar y registrar un
listado de nombres. La red no es un catálogo. Por ejemplo, en el caso del
grupo familiar del paciente interesa conocer cuáles son las relaciones más
significativas, ya que preguntando solamente por la composición del mismo
no es posible conocer las relaciones que podrían constituirse en ayuda y
sostén en una situación de necesidad.

Según C. Sluzki, la red social personal es la suma de todas las relaciones
que un individuo percibe como significativas o define como diferenciadas de
la masa anónima de la sociedad. Esta red contribuye sustancialmente a su
reconocimiento como individuo y constituye una de las claves centrales de la
experiencia individual de identidad, bienestar, competencia y protagonismo,
incluyendo los hábitos de cuidado de la salud y la capacidad y adaptación a
una crisis.
La importancia de los distintos grupos de relaciones intenta focalizar sobre
una situación que no ha sido considerada sistemáticamente por los
prestadores de salud. Cuando se logra traspasar el límite de considerar al
paciente como alguien aislado, descontextualizado, el grupo que se ha
privilegiado es el familiar. La importancia central que nuestra sociedad ha
dado a cosanguineidad, ha llevado a que en situaciones en que ésta se halla
debilitada, no puedan considerarse la importancia de otros lazos que poseen
los mismos atributos que los vínculos familiares. En situaciones tales como
migraciones adquieren una importancia central.
La historia clínica del paciente se realiza generalmente en forma
individual, centrada en la consulta por patología. Sería importante
realizarla en términos de considerar la red social personal, lo cual
conlleva a la necesidad de armar carpetas familiares y/o por núcleos
habitacionales.
La red social personal podría ser registrada mapeando las relaciones en un
diagrama construido en interacción del consultante.

La información proporcionada se sistematiza al menos en cuatro campos,
aunque en cada situación plateada surge un campo de "otros" que da
significatividad y valor al diagrama. Los campos básicos son:

§ familia: precisando en este punto no sólo como está compuesta, sino las
relaciones que resultan más significativas. Desde este punto de vista, es
importante precisar tanto los integrantes de la familia nuclear como la
extensa, sin prescindir de aquellas que estén geográficamente distantes.

§ amistades : éstas resultan altamente significativas en el caso de
migraciones, que determinan una pérdida o disminución de las relaciones
familiares de sostén. En este caso, es importante indagar por las relaciones
de vecindad, que pueden constituirse en apoyos importantes para la persona.

§ relaciones laborales o escolares: muchas veces estas relaciones son las
únicas que una persona posee, fuera de su ámbito familiar. La cotidianidad
de estos vínculos hace que resulten sumamente importantes tanto para brindar
información como para las funciones de acompañamiento y apoyo.

§ relaciones comunitarias, de servicio o de credo: pueden conformar un mundo
significativo de pertenencia, posible de ser activado en caso de necesidad

Un aspecto fundamental a considerar es el registro de la densidad de las
relaciones, esto es las interacciones establecidas entre los integrantes de
la red, independientemente del informante

Este mapeo posibilitaría contar con un banco de recursos que puedan
operativizar acciones que incluso trascienden el área de la salud. Es
importante aclarar que le trascienden en cuanto a la operación pero no en
cuanto a la responsabilidad. Por ejemplo, al sistema de salud le resulta
difícil el seguimiento de un paciente después de un alta pero su
responsabilidad está en asegurar los procedimientos para dicho seguimiento,
conociendo la situación socio - familiar de esa persona.

Por el otro a través de la focalización, estimulación y desarrollo de estas
redes sociales se pueden establecer relaciones hasta el momento no
promovidas que pueden constituir un recurso para otros casos (por ejemplo,
asociaciones vecinales )
En el Cuadro 1 se puede observar el diagrama básico que realizamos para
mapear la red personal . Para cada persona señalada, se pregunta nombre,
eventualmente edad y forma de localizarla

2. También se ha desarrollado el mapeo de relaciones institucionales y de
redes comunitarias
Éstas últimas han tenido una evolución muy interesante. Los diseños se
realizan en micropoblaciones. La información recogida se vuelca sobre el
mapa catastral de la comunidad. Dicha información se activa cotidianamente
con la captación de los actores sociales, quienes no sólo la proveen sino
que son informados acerca de los resultados obtenidos. Estos se visualizan
en un "mapa", que es dinámico, compartido y enriquecido por todos los
involucrados en la resolución del problema planteado. Actualmente, algunos
equipos disponen de un Programa, el SIG, sistema de información
georreferenciado. Éste es un conjunto de herramientas integradas en un
sistema automatizado capaz de colectar, almacenar, manejar, analizar y
visualizar información referenciada geográficamente (OPS) Está basado en
la concepción de las organizaciones y comunidades como organizaciones en
red. Ha implicado la construcción de un soft que comprende una base de datos
especialmente diseñada para la realidad local y un mapa catastral de la
localidad digitalizado para la georreferenciación. Imprime velocidad al
procesamiento y uso de la información, por lo cual posibilita ver la
movilidad de áreas estratégicas o áreas de riesgo.


Esta perspectiva de análisis de las redes nos implica la reflexión
permanente acerca de la imposibilidad de manejarnos con un pensamiento
apriorístico y por lo tanto con herramientas que funcionen como aparatos de
captura de lo que es en sí un movimiento dinámico, fluido, (a)sincrónico y
multidimensional.
Por esto, desde nuestra perspectiva analizamos las redes en conjunto con
los actores involucrados, incluyéndonos no como un observador externo sino
presente en el campo del mapeo, situacionalmente a tono con el problema
necesario de resolver.

http://www.elistas.net/lista/seminarioresidencial/ficheros/
Descripción:
http://www.fundared.org.ar
Seminario Residencial de Fundared - Marzo 2001
_________________________________________________________

Speck, R y Attenave; C (1973): Redes Familiares. Editorial Amorrortu.
Klefbeck, Johan (1995): Los conceptos de perspectiva de red, en Dabas y
Najmanovich: Redes, el lenguaje de los vínculos, Editorial Paidos.
Sluzki, Carlos (1997): La red social, frontera de la práctica sistémica.
Editorial Gedisa.
Kelmanowicz, Viviana (1996): Problemas escolares: ¿Más de lo mismo o
nuevas soluciones? AZ Editora.
Dabas, Elina (1998): Redes Sociales, familias y escuela. Editorial Paidós.
Auerswald, Edgard (1996): Lógicas y lógicas para el trabajo en red, en
Dabas, E. Y Najmanovich, D.: op. Cit.
Rodríguez Nebot, Joaquín (1997): En la frontera. Editorial
Multiplicidades. Montevideo
Rodríguez Nebot, Joaquín (2000): Violencia y conflicto en los ámbitos
escolares. Revista Ensayos y Experiencias. Nº 35. Buenos Aires
Senge, Peter (1992): La quinta disciplina, Editorial Granica. Buenos
Aires- Barcelona
Radzicki; Michael (1990): Institutional Dynamics, Deterministic Chaos and
Self- Organizing Systems. Journal of Economic Issues, 24:57-102
Wheatley, Margaret (1992): El liderazgo y la nueva ciencia. La
organización vista desde las fronteras del siglo XXI. Editorial Granica.
Barcelona-Buenos Aires
Dabas, E y Perrone, N. (1999): Redes en Salud. Parte II. Documento
inédito.
Elkaim, Mony (1990): Terapia de red. Editorial Gedisa. Barcelona
Bertucelli, Sebastián (1988) : El Proyecto Brochero. Inédito (Documento
en FUNDARED)
Bertucelli, Sebastián (1995- 1998): Redes Comunitarias en Salud Pública
Libros 1 y 2
Dabas, Elina( 1993): Red de Redes. Las prácticas de intervención en redes
sociales. Editorial Paidós.
Bacalini, G.; Ferraris, S y otros (1995): Centros educativos para la
producción total, en Dabas, E. Y Najmanovich, D: op. cit
Amor, I. y otros (1995): Organizando redes para acompañar las crisis
familiares,. El juez como organizador de redes, en: dabas, E. Y Najmanovich,
D.: op.cit
Elkaim, M: op.cit.
Hay que destacar que los documentos de BID; Banco Mundial; Comunidad
Económica Europea mencionan la necesidad de que los programas y proyectos
"trabajen en redes". Esto funciona como un "mandato": para que un proyecto
sea financiado "algo" acerca de redes debe decir
Dabas, E. Y Perrone, N: op. cit
Capra, Fritjof (1996) La trama de la Vida. Editorial Anagrama. 1996
Capra, Fritjof (1985): Punto Crucial. Integral. 1985
Najmanovich, D (2001) : Historia de la objetividad. Tesis doctoral.
Morin, Edgard (1994): Epistemología de la complejidad, en Nuevos
Paradigmas, Cultura y Subjetividad, D.F. Schnitman (com) Editorial Paidós.
Buenos Aires
Najmanovich, D: De la independencia absoluta a la autonomía relativa, en
Dabas, E. Y Najmanovich, D.: op. cit Von Foerster, Heinz( 1990): Las
semillas de la cibernética. Editorial Gedisa
Klefbeck, Johan: op.cit
Sluzki, Carlos: op.cit
Dabas, Elina (1998): Redes Sociales, Familias y escuela. Editorial
Paidós. Buenos Aires.
Berkman, L.F. y Syme, L. (1979): Social Networks, host resistanse and
mortality: A nine - year follow-up study of Alameda County residents.
American Journal of Epidemiliogy, 109 (2): 186:204
Tibblin, Welmet y col (1986): Capítulos en S.O. Isacsson y J. Janzon
(comps): Social Support: Health and Disease. Estocolmo, Almqvist & Ewiksell.
Pp. 11-19
Calidad es el cumplimiento de condiciones requeridas o acordadas
previamente (estandar)
En la implementación de Programas Sociales cobra especial relevancia la
preocupación por aumentar la eficiencia en la utilización de los recursos
que estén disponibles e incrementar la eficacia en alcanzar los objetivos de
los proyectos que se financian con ellos (Cohen, E. Y Franco,R. (1996).
Klefbeck, Johan: op. cit
Actualmente, contamos con más de 1000 diagramas de redes personales
relevados en distintos proyectos.
En el equipo de FUNDARED se está operando con esta modalidad desde hace
más de siete años y se está llevando a cabo un trabajo de investigación -
acción en Programas que implican articulaciones institucionales de diversos
niveles de complejidad ( Dabas, E.; Müller, C.; Núñez, R; Ros, C. Yanco,
D.)
Bertucelli, Sebastián: op.cit
Este programa ha sido elaborado por la OPS, Oficina Panamericana de la
Salud

Fuente:
http://redesdeluz.blogspot.com/

1 comentario:

Anónimo dijo...

Señores(a) reciban los cordiales y afectuosos saludos de la red mundial de profesores mediante la presente invitamos a cada uno de ustedes a ser miembros de la red mundial de profesores. esta red de se ha creado con el propósito de ser agentes de cambio de nuestra sociedad por medio de la educación sabedores de su gran capacidad de convocatoria enviamos a su distinguida persona este mensaje con el propósito de ser un miembro activo sensibilizador en pro de la educación
nuestro pedido es que por favor haga usted participe de este mensaje a todos sus amistades
http://profesoresdelmundo.ning.com/
profesoresdelmundo@hotmail.com
http://ramiolra.es.tl/